Saltar al contenido

El gasto en bienes tecnológicos y duraderos en España creció un 2,1% en 2023

La población contuvo sus compras debido a las bajas expectativas de ingresos, así como a la reducida propensión a comprar en los hogares, unidos a una cierta saturación de artículos tecnológicos, muy demandados durante la pandemia. Los productos innovadores y multifuncionales se comportaron mejor que la media del mercado.

El gasto en gran consumo, productos duraderos y tecnología para el hogar en España ascendió a 142.700 millones de euros el pasado año 2023, según revela el nuevo Barómetro del Gasto en Retail de NIQ (NIQ Retail Spend Barometer). Esta cifra supone un aumento del 9,2% en comparación con el gasto realizado en 2022, un crecimiento motivado por la subida de los precios de los productos de la cesta de la compra, mientras que la población contuvo sus compras en el sector de tecnología y bienes duraderos, según se desprende del estudio que mide las ventas de estos productos en las tiendas de toda España.

En cuanto a los bienes de consumo tecnológicos, el bricolaje y otras categorías como gaming, el gasto se incrementó un 2,1% en 2023 en comparación con 2022, si bien el comportamiento ha sido desigual por categorías. Mientras que el equipamiento en tecnología para el hogar descendía un 1,6%, sectores como el ocio, el mercado editorial y la óptica, han registrado crecimientos del 6,8%. La vuelta a la vida fuera del hogar después de la pandemia puede desempeñar un papel en estos resultados.

Por su parte los electrodomésticos alcanzaron una subida del 3%. Los consumidores se centran cada vez más en sustituir los artículos defectuosos en lugar de adquirir otros nuevos en sus hogares o actualizar los que funcionan. Todo ello se debe a las bajas expectativas de ingresos, así como a la reducida propensión a comprar en los hogares, unidos a una cierta saturación de artículos tecnológicos, muy demandados durante la pandemia.

Destaca el sector de los pequeños electrodomésticos que creció un 7,6% en 2023 en comparación con el año anterior. Los productos innovadores y multifuncionales se comportaron mejor que la media del mercado y sus consumidores estuvieron dispuestos a pagar un precio premium.

Patricia Daimiel, directora general para Iberia de NIQ ha señalado que «El Barómetro del Gasto en Retail de NIQ muestra que 2023 no fue un año fácil para el sector de T&D. Sin embargo, los distribuidores de productos de gran consumo, como los supermercados, también están sintiendo los efectos de la creciente competencia por los presupuestos de los consumidores. Para seguir siendo atractivos y competitivos en 2024 fabricantes y distribuidores tendrán que gestionar sus negocios de forma aún más fuerte y dinámica”.

“Esto incluye —continúa Daimiel— también el diseño del surtido de productos. Como estrategia de crecimiento, puede ser útil ampliar la propia gama para incluir categorías prometedoras. Nuestros datos muestran qué categorías han prevalecido frente al mercado en 2023 y ofrecen una visión de las próximas tendencias».

Fuente: itreseller

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos