Saltar al contenido

El Mercat de l’Olivar estrenará taquillas refrigeradas para que los clientes recojan sus pedidos

Los usuarios accederán al parking para recoger los productos a cualquier hora del día

El gerente del mercado asegura que «la vida de los comercios es muy activa» a pesar del cierre de algunos

El Mercat de l’Olivar de Palma planea para este año habilitar un nuevo e innovador sistema de recogida de alimentos para los clientes que no pueden acudir al establecimiento dentro del horario del mercado. Así, el parking tendrá taquillas refrigeradas donde se depositarán los productos que haya pedido el cliente.

Así lo ha adelantado a OKDIARIO el gerente de este céntrico mercado, Juan Carlos Moll, que ha explicado que los clientes que podrán recoger en cualquier momento el producto que hayan encomendado a través de una llave que les proporcionará su comercio de confianza.

Salvo los domingos (cerrado) y los sábados (07.00-15.00), el Mercat de l’Olivar cierra a las 14.30 horas, por lo que gracias a este nuevo sistema de recogida que se habilitará este 2024, las carnicerías, charcuterías, fruterías, pescaderías o panaderías del mercado podrán poner al servicio de los clientes sus productos independientemente de la hora del día que sea «con todas las condiciones sanitarias pertinentes».

Este mercado, uno de los más emblemáticos de la capital balear, es uno de los principales valedores del producto local de Mallorca, junto con los otros mercados municipales de Palma. Así lo asegura Moll, que indica que el consumo de este producto en el Mercat de l’Olivar «está en buena dinámica y la gente aquí apuesta por él».

Si bien es cierto que en los últimos meses este mercado ha tenido que afrontar el cierre de tres puestos históricos por problemas personales y de salud de sus dueños. El caso más llamativo es la panadería Casa Canet, que tras 75 años al servicio de los palmesanos, tuvo que bajar la persiana. Sin embargo, este negocio ya ha sido adquirido por el comercio vecino y la idea es que continúe siendo un horno.

El Mercat de l’Olivar también ha visto como echaba el cierre s’Hortolà, un puesto que producía sus propias frutas y verduras. Tras 16 años ofreciendo un servicio de calidad, el comercio dice adiós a su plaza aunque el gerente del mercado indica que «por lo que sabemos, volverá a abrir». Del mismo modo lo ha hecho Germanes Amengual, un centenario establecimiento que vende el local por 172.000 euros.

A pesar de esta situación que se ha generado en tan poco tiempo, Moll explica que la vida del mercado goza de muy buena salud. «Tenemos la mejor ocupación de paradas de los últimos años. En líneas generales el Mercado de l’Olivar tiene una ocupación muy alta, en los últimos años hemos tenido el 100% de las paradas ocupadas. La vida de los comercios es muy activa».

Obras de la Plaza de España

Por otro lado, el gerente del mercado ha indicado que las obras de remodelación de la Plaza de España de Palma y sus alrededores está afectando y condicionando mucho al mercado. «Tenemos menos afluencia en estos últimos meses porque estas obras no ayudan, continúa viniendo gente pero no toda la que nos gustaría».

Cabe recordar que dichas obras están previstas que finalicen este próximo mes de julio, un año y medio después de su inicio en febrero del año pasado. Aunque la previsión inicial era que los trabajos de reforma del pavimento y renovación del alcantarillado no se prolongasen más de un año, las diversas vicisitudes e incidencias como el hallazgo de restos arqueológicos modificaron el calendario inicialmente previsto.

Precio del ‘xot’ mallorquín

Se aproxima la Semana Santa, y por tradición, uno de los alimentos que más se van a consumir es el cordero, conocido en Baleares como ‘xot’. Un producto que, debido a la alta demanda que sufrirá en los próximos días, podría estar sujeto en variaciones en su precio.

Sin embargo, los carniceros del Mercat de s’Olivar comentan que no ha subido respecto al año pasado, o si lo ha hecho, lo ha hecho muy poco. Carolina Sastre, de la carnicería Miguel Sastre, asegura que el cordero se mantiene de precio respecto al año pasado, aunque apunta que «a lo mejor la semana que viene sube más».

Por su parte, Mateu Garau, dueño de otra carnicería del mercado explica que el muslo de cordero ha subido un euro porque hay más demanda. En esta línea va Jaume Aguiló, de la carnicería Ca’n Jaume, que afirma que «el cordero ha subido un 10% por la inflación hace un año y ahora se ha mantenido». En este sentido, ha asegurado que subirán «a lo mejor los muslos y los brazos, que es lo que más quiere la gente».

Fuente: OK Diario

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos