Saltar al contenido

Francia eleva las sanciones para la moda ultrarápida en su nueva propuesta de ley

Los diputados del partido francés mayoritario han presentado hoy un nuevo proyecto de ley que contempla multas de entre diez euros y el 50% del precio del producto para compensar el impacto medioambiental de la moda ultrarápida.

Aparte de Shein, otro de los posibles afectados con esta medida sería el marketplace Temu.

Francia se alza contra Shein. Los diputados del partido francés gobernante han presentado hoy una propuesta de ley que impondrá sanciones económicas a las marcas de moda ultra rápida como Shein, que sacan al mercado miles de productos diariamente. El texto introduce un mecanismo de costos punitivos para 2030, con el objetivo de reducir este tipo de producción y mitigar así los efectos medioambientales y sociales del sector de la ultra fast fashion.

Concretamente, el proyecto de ley sugiere imponer sanciones de hasta diez euros por artículo vendido, o hasta el 50% del precio final de cada artículo. En el texto, además, se ha hecho referencia directa a Shein, que, denuncian, pone en el mercado cada día una media de 7.200 nuevos modelos y tiene un catálogo activo de más de 470.000 productos.

“La evolución del sector hacia una moda efímera, que combina mayores volúmenes y precios bajos, está influyendo en los hábitos de compra de los consumidores al crear impulsos de compra y una necesidad constante de renovación, que no está exenta de consecuencias ambientales, sociales y económicas”, recoge el texto.

Las sanciones oscilan entre los diez euros por artículo vendido o hasta el 50% del precio del producto

Tras la presentación de las medidas, el gigante asiático ha manifestado públicamente, a través de declaraciones a AFP, su compromiso con el medioambiente y ha sostenido que a día de hoy se rige por “las mejores prácticas internacionales en términos de desarrollo sostenible y compromiso social”.

El texto sucede a una primera propuesta que ya preveía aplicar una tasa de cinco euros por prenda a las empresas que pusieran cada día hasta mil nuevos modelos de prendas en el mercado. Ahora, el texto se discutirá en una comisión parlamentaria antes de presentarse para votación en la Asamblea Nacional durante la segunda quincena de marzo.

Esta es sólo una de las medidas que está promoviendo el Gobierno francés contra el sector de la moda ultra rápida. El ministro francés de Medio Ambiente, Christophe Bechu, aseguró el lunes que el ejecutivo está planteando una ley que prohibiría la publicidad de estas empresas, así como introducir incentivos para hacer más accesible la moda sostenible.

Aparte de Shein, otro de los posibles afectados con esta medida sería Temu, que pertenece al grupo PDD Holding.  El operador, y principal competidor de Shein, no tienen tanta penetración en Europa, pero ha ido acelerando en los últimos años hasta convertirse en uno de los principales distribuidores en Internet. Otras grandes compañías como Inditex o H&M, sin embargo, con volumen de producción similar pero un modelo de negocio diferente, no se verían afectados por la nueva legislación.

Fuente: Modaes.es

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos