Saltar al contenido

Uno de cada cuatro euros de la economía está vinculado al sector del comercio

La actividad también crea directa o indirectamente un tercio del empleo, según un informe de la Cámara de Comercio

El sector del comercio en España se ha consolidado como uno de los pilares que soporta la economía: uno de cada cuatro euros que genera el país están vinculados de alguna forma a este ámbito. Es, también, la rama responsable de generar directa o indirectamente un tercio de todos los puestos de trabajo. Estas son las principales conclusiones de un estudio de la Cámara de Comercio, que arroja luz sobre la evolución de este sector en las últimas tres décadas, así como el impacto que tiene en la creación de empleo en otras áreas productivas.

Para entender la buena marcha del comercio, hay que contextualizar el sector que lo arropa: el de los servicios. Aupado por el aumento del consumo, los cambios de hábitos en el tiempo, y el empujón del turismo, el sector terciario ha pasado de representar el 45% de la economía al 75% en las últimas cinco décadas. En esta expansión, el comercio ha jugado un papel de primer orden; a medida que las familias aumentaban su poder adquisitivo y que mejoraba el ritmo de llegada de visitantes a España, el sector ha ido ganando peso en la economía. En 2021, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), equivalía alrededor del 20% de la producción nacional.

Sin embargo, lo que destaca principalmente el estudio de la Cámara de Comercio de España es el carácter transversal de esta rama, es decir, su incidencia en otros sectores. Según el informe, por cada 100 euros que se producen en este ámbito, otros 110 son creados para el resto de las subcategorías de la economía. Los servicios de publicidad y estudios de mercados son los que más dependen de la evolución de la actividad comercial: el 54,1% del valor de producción de esta rama está vinculada al comercio.

La lista, no obstante, es larga. El comercio también está estrechamente relacionado con otros campos como los servicios profesionales, científicos y técnicos —en este caso en un 38%—; servicios de almacenamiento y auxiliares del transporte —también en un 38%—. Este último sector, el de la logística, está atravesando su primavera gracias al comercio online, que a su vez es una industria en crecimiento ante proliferación de tiendas en línea.

Otras ramas fuertemente vinculadas al sector son las empresas de seguridad e investigación y servicios administrativos; las actividades de impresión y, por último, los servicios relacionados con el empleo. En promedio el 35% del valor bruto de producción de estas categorías depende de su relación con el sector comercial.

El comercio empuja el empleo

El estudio de la Cámara de Comercio también pone sobre la mesa que al menos un tercio de la ocupación total en España fue creada gracias a su vínculo con la actividad comercial. La capacidad de generar empleo de esta rama, según el informe, alcanza un coeficiente de 1,68 puntos, es decir, que por cada 100 puestos de trabajo concebidos dentro del sector, se generan otros 68 adicionales en otras industrias. En 2020 se contabilizaban 2,98 millones trabajadores en esta categoría, por lo que, según el documento de la Cámara, al menos cinco millones de trabajos en España estaban conectados con la actividad comercial.

Para 2023, la cifra de empleados en este sector creció hasta los 3,3 millones, aunque el aumento está en línea con el crecimiento general del empleo durante el último año, en el que se alcanzaron cifras récord de ocupación. El comercio, además, agrupa a más de 760.000 empresas, suma más de 11.000 millones de euros en inversiones y representa un 17,3% de los servicios en el país.

Aumento de la productividad en el sector

A pesar de la pérdida de empleados que se produce en esta rama de la economía desde el 2008 hasta el 2014, el sector no retrocede en cuanto a productividad. Mientras el sector pierde trabajadores en esa franja de tiempo, el valor de la producción aumenta a un ritmo mayor, “lo que implica que la productividad por empleado se ha incrementado sensiblemente”, detalla Raúl Mínguez, director del servicio de estudios de la Cámara de Comercio y autor del informe. Un estudio de la CEOE, destacaba que entre 2000 y 2018, se produjo un aumento de 44,3% en la productividad de las empresas de comercio, más del doble que en otros sectores. Mínguez esclarece que el aumento de la eficiencia está asociado a la innovación, a la digitalización, inserción en las cadenas globales de comercio, internacionalización y logística.

Pese al buen dato, el ministerio para la Transformación Digital también recalca que la pandemia produjo el cierre de cerca de 78.000 empresas vinculadas al comercio, situándose como el sector con mayor número de entidades que cesaron su actividad durante el confinamiento. Esta cartera también recalca que el 98% de compañías están conformadas por entre 0 y 9 empleados, y que el tamaño de las entidades en España es considerablemente inferior al conjunto de la Unión Europea, con un promedio de cuatro trabajadores por empresa.

Fuente: El País

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos