Saltar al contenido

La ‘marcha atrás’ de Amazon con la IA demuestra que todavía falta mucho camino por recorrer

Amazon está retirando su tecnología «Just Walk Out», un sistema de inteligencia artificial que permitía a los clientes pagar automáticamente sin tener que pasar por caja, de sus tiendas de alimentación más grandes.

Esta tecnología era uno de los pilares de la estrategia de Amazon en el sector de la alimentación, pero va a ser eliminada gradualmente. 

Hace tres años, Amazon abrió su primera tienda de alimentación, Amazon Fresh, en el Reino Unido.

Los consumidores londinenses podían comprar de todo, desde carne y lácteos hasta fruta y verdura, y salir directamente sin hacer cola, como por arte de magia.

Esa magia, que Amazon bautizó como «Just Walk Out» (del inglés, «simplemente sal [del establecimiento]»), funcionaba de forma autónoma gracias a la inteligencia artificial. Sin embargo, la realidad era que un equipo de trabajo con sede en la India anotaba los vídeos de la tienda de Amazon, revisando que las transacciones de los consumidores se hubiesen realizado correctamente.

En la actualidad, el sistema Just Walk Out, que en su día fue uno de los pilares centrales de la estrategia de Amazon para el sector de la alimentación, va a ser reemplazado por el gigante del comercio electrónico en sus tiendas Fresh de mayor tamaño, según informaba este martes The Information.

Tony Hoggett, vicepresidente sénior de tiendas de alimentación de Amazon en todo el mundo, aseguraba al medio de comunicación que las futuras tiendas de alimentación de su compañía se iban a centrar, en cambio, en una nueva tecnología llamada «Dash Carts» (carritos inteligentes), que va a permitir a los clientes escanear productos por sí mismos.

Se suponía que el sistema de IA de Just Walk Out iba a ser un elemento diferenciador, clave en la búsqueda de Amazon para ofrecer supermercados futuristas que permitiesen a los consumidores saltarse las colas de las cajas registradoras.

En septiembre, por ejemplo, la empresa dirigida por Andy Jassy publicó un artículo en su blog oficial en el que elogiaba la «inteligencia artificial generativa» que impulsaba la tecnología sin cajas que había llegado a las tiendas de Amazon Fresh en 2020 y al estadio de la NFL de los Seattle Seahawks en 2022.

«La hazaña es una combinación de visión por ordenador, reconocimiento de objetos, sensores avanzados, modelos de aprendizaje automático profundo e inteligencia artificial generativa, un tipo de IA que recientemente ha cautivado la imaginación del público«, apuntaba la compañía en el artículo del blog.

En cambio, una mirada más atenta a la tecnología Just Walk Out instalada en 47 de las 64 tiendas Fresh de Amazon en Estados Unidos y el Reino Unido ofrece una perspectiva de la inteligencia artificial bastante diferente.

La necesidad de humanos

La necesidad de ingenieros y personal para desarrollar y supervisar el sistema Just Walk Out es un recordatorio de que la aportación humana sigue siendo necesaria en el momento actual que atraviesa la IA. 

La fiebre de la inteligencia artificial ha impulsado la inversión de miles de millones de euros en startups y proyectos empresariales que presentan esta tecnología como una auténtica revolución, con el potencial suficiente para cambiar por completo las industrias, sustituir a los seres humanos y transformar la economía.

Garry Tan, presidente y CEO de la aceleradora de startups Y Combinator, ha reaccionado a la noticia publicada por The Information con una publicación en X —la red social anteriormente conocida como Twitter— en la que describía la idea del cobro autónomo de Amazon como algo que ha sido «arruinado por una clase directiva profesional que decidió utilizar IA falsa».

Gary Marcus, experto en inteligencia artificial y profesor emérito de la Universidad de Nueva York, ha comparado la incapacidad de Amazon para «hacer que sus tiendas de alimentación funcionen sin humanos entre bastidores» con la dependencia de herramientas de IA como ChatGPT de que los humanos etiqueten los contenidos como dañinos.

Aunque Hoggett, de Amazon, daba a entender que el sistema Just Walk Out podría tener cabida en las tiendas más pequeñas, en las que los clientes podrían querer llevarse simplemente uno o dos artículos, está claro que esta tecnología no ha sido la revolución que pretendía ser. 

En su cuarto trimestre de 2023, los ingresos de Amazon procedentes de tiendas físicas aumentaron solo un 14% con respecto al primer trimestre después de adquirir Whole Foods en 2017.

Aquellos que esperan obtener grandes beneficios del auge de la inteligencia artificial generativa deben asegurarse de que la tecnología por la que apuestan puede ofrecer los cambios transformadores que se espera de ella.

Fuente: businessinsider

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos