Saltar al contenido

Almería se rompe por la estampida de las cinco tiendas de Inditex

Desde 2018 han abandonado el Paseo de Almería numerosos establecimientos.

El cierre de locales de Inditex desde 2020 ha provocado el vaciado de algunas calles comerciales emblemáticas de varias capitales de provincia. Una de ellas es el Paseo de Almería que, tal y como recuerda el Ideal de Almería, ha cerrado cinco tiendas desde 2018.

La empresa de Amancio Ortega puso su primer establecimiento en la zona en 1990, concretamente con Zara, que colocó su establecimiento en el número 83 y a la que le siguieron Bershka, Stradivarius, Pull & Bear y Massimo Dutti.

La compañía cerró la tienda de Zara en el Paseo de Almería en 2020, tras el impacto de la covid-19 y el auge del negocio online, lo que supuso que echaran el cierre tanto esta como otras 300 tiendas en España. 

Entonces, el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco (PP), escribió una carta dirigida a Amancio Ortega en la que pedía que se replantease la decisión de cerrar la tienda. 

«Me atrevo a solicitar que se replantee el cierre del establecimiento que Zara tiene en el Paseo de Almería como alcalde, en representación de los ciudadanos, comerciantes y pequeños y medianos empresarios», señaló el primer edil, quien comunicó también a la compañía que estaba llevando a cabo un plan de desarrollo para el centro de la ciudad «inmersa en un proyecto de reactivación de todo su equipamiento cultura desde el centro mismo de la ciudad».

La salida de estos establecimientos ha provocado que muchos de los locales sigan vacíos y se hayan trasladado, principalmente, al Centro Comercial Torrecárdenas. El más llamativo, el de Stradivarius, que sigue sin actividad desde 2018. Pero también el local donde estaba Zara, cuyo edificio fue adquirido por un inversor venezolano, según el Diario de Almería, pero sigue sin actividad desde agosto de 2020.

Tal y como recuerdan otros locales sí han encontrado sustitutos, como en el que estaba Massimo Dutti, que es desde el año pasado una óptica, el que acogía Pull&Bear, que es actualmente el ‘Primark polaco’ Pepco, así como Bershka que es un Druni y Zara Man, que es un Tiger.

Otra causa a la que se debe esta falta de comercio en la zona, tal y como recuerda el Ideal de Almería, son los alquileres, que oscilan entre los 8.500 y 10.000 euros, un precio nada asequible para empresarios locales o emprendedores.

Fuente: huffintongpost

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos