Saltar al contenido

Gamonal, el barrio que mira a Camden Town

Los comerciantes de Zona G lanzaron en 2016 el Barrio de Genios. Comercios, comunidades de vecinos y artistas han transformado paredes en blanco, cuadros de luz, escaparates de tiendas, locales vacíos y mobiliario urbano en arte

De ladrillos y hormigón. Edificios de numerosas pequeñas viviendas. Las necesarias para poder cubrir la demanda de obreros que la potente industria del momento necesitaba. Así se expandió el barrio de Gamonal en los 60 y 70. Un urbanismo a demanda que dejó pocas áreas verdes. Transformar esos elementos urbanos en zonas más confortables, amigables y artísticas es el objetivo con el que nació el Barrio de Genios en 2016. «La iniciativa nació para convertir Gamonal en un barrio artístico y cultural mezclándolo con el comercio e impulsar en la zona el turismo de compras», explica el gerente de la Asociación de Comerciantes de Gamonal Zona G, Borja García.

La iniciativa arrancó con un trampantojo en la calle Alejandro Yague y una Audrey Hepburn en un local de la Plaza Santiago. 34 intervenciones después en paredes en blanco, cuadros de luz, marquesinas, contenedores, bancos, escaparates y zona traseras de los comercios o cabinas telefónicas Gamonal ha recuperado color y vida. «Para conseguir ser un barrio diferente a los demás, tenemos que realizar cosas diferentes, llamativas y creativas», sostiene García.

Una simpática imagen de Audrey Herpburn decora un transformador eléctrico en la calle Santiago.-ISRAEL L. MURILLO

El espejo en el que se miran es el Camden Town de Londres, el Soho de Nueva York o Amerika Mura de Osaka. «Están repletos de murales en las calles, expanden lo artístico al mobiliario urbano, así farolas viejas y deterioradas, bancos, papeleras, contenedores, etc se pintan y crean obras de arte para el deleite de los viandantes», explica García. Y, con los años esperan unir esfuerzos para que «nuestro barrio se convierta en un referente urbano».

Mural en tiempos de pandemia. La mascarilla robó la sonrisa de la Mona Lisa.
Mural en tiempos de pandemia. La mascarilla robó la sonrisa de la Mona Lisa.

Para lograrlo buscan que las obras artísticas, elaboradas por artistas locales, puedan «expresar la cultura de una ciudad, hechos históricos» aunque también resaltan la importancia comercial y la rica gastronomía de la zona y, de paso, «embellecer partes y zonas degradadas de la ciudad que aportan una mala imagen a los visitantes, especialmente a los peregrinos que pasan obligatoriamente por la mitad del barrio», reflexionan desde Zona G.

Al cuadro de luz transformado en una boutique le siguieron murales de hasta 200 metros cuadrados, traseras de tiendas, escaparates, comercios vacíos, mobiliario urbano como bancos y contenedores o marquesinas de autobús. Algunas son intervenciones efímeras, otras van cambiando. Así pasó con las cabinas de teléfono que el Barrio de Genios consiguió indultar en el barrio de Gamonal. Acaban de estrenarse un frigorífico, un juguete de lego y un Green Point. En total una treintena de intervenciones con el objetivo de que esos elementos urbanos del barrio obrero se conviertan en lienzos para edificar una nueva imagen de Gamonal divertida y artística.

Pero la Asociación de Comerciantes Zona G necesita apoyos. En el indulto de las cabinas de teléfono, el Ayuntamiento de Burgos gestionó la nueva vida de este elemento urbano de un tiempo sin smartphones. En los escaparates y traseras de comercios, el Barrio de Genios necesita de la complicidad de los comerciantes. Para tapar los antiestéticos cuadros de luz o las paredes vacías y ennegrecidas por el tráfico es necesaria la colaboración de las comunidades de vecinos. «Hay determinados espacios como los cuadros de luz que siempre están llenos de carteles, grafitis y su suciedad», señala.

Si su comunidad de vecinos quiere transformar esos elementos técnicos del edificio que atraen basura y suciedad sólo tienen que ponerse en contacto con la Asociación de Comerciantes de Gamonal Zona G. «Necesitamos el permiso de la comunidad de vecinos para empezar a hacer un mural, una intervención para el cuadro de luces o intervenir en la verja de un comercio , de todo lo demás, gastos, idea, contratación del artista, nos encargamos nosotros», explica García.

La iniciativa Barrio de Genios ha ganado en estos años premios y reconocimientos. El principal la subvención del programa que parte de la Junta de Castilla y León año a año. El presupuesto que manejan puede ir entre los 10.000 euros a un mínimo de 3.000 euros en un ejercicio. «El tope de gasto fue el del año del mural de Francisco Grandmontagne que es el más grande que hemos hecho y en 2017 fueron más de 10.000 euros y luego ha habido años de 3.000 todo depende del tipo y número de intervenciones que hagamos, pero año un año queremos seguir sumando elementos a nuestro Barrio de Genios».

En este viaje además de la administración regional y local, comunidades de vecinos y comerciantes, el Barrio de Genios ha tenido entre los artistas el compañero imprescindible para llegar a su destino. Las intervenciones se realizan a través de diferentes artistas de la ciudad, como Sergare y la Asociación SIO2 donde han participado artistas como Dr Crea, Rachel Merino, Amaya Barahona, Ana Peser, Elia Rebé, Dobra y Andanimo Decoración, entre otros muchos.

Intervención por San Valentín en los viejos contenedores de basuras.
Intervención por San Valentín en los viejos contenedores de basuras.ECB

El proyecto ya está recogiendo sus primeros frutos con elementos muy fotografiados como la Audrey Hepburn de la Plaza Santiago y se han realizado visitas guiadas por los murales en colegios, centros cívicos y grupos. «El proyecto ha recibido una gran aceptación por parte del público en general tanto vecinos como comerciantes y turistas», reseña García. También por las administraciones que apoyan la iniciativa pero, también, la han premiado. El Barrio de Genios fue en 2017 el Premio Ciudad de Burgos a la Creatividad y en 2021 Zona G recibió una Mención honorífica en los Premios Nacionales de Comercio Interior 2021 por este proyecto.

Algunas de las intervenciones se mantienen inalterables, como los murales. Algunos han sufrido vandalismo, como las cabinas indultadas que se transforman cada cierto tiempo y se convierten en una exposición de arte que va cambiando al modo de un nuevo proyecto museográfico. Otras son intervenciones efímeras por campañas comerciales tipo Navidad o San Valentín. Las hay que se han eliminado por la transformación urbana: los contenedores cambiaron con el nuevo contrato de basuras y todas las intervenciones en los viejos se retiraron; la peatonalización en Francisco Grandmontagne ha obligado a retirar los coloridos bancos o las cabinas indultadas de la zona; el mural de la Batalla de Gamonal con Playmobil se tiró porque allí se levantan nuevos edificios. Pero el Barrio de Genios se transforma, evoluciona y se adapta al día a día del barrio porque nació con vocación de continuidad y la mirada puesta en convertirse en el barrio artístico de Burgos.

Fuente: El Correo de Burgos

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos