Saltar al contenido

La revolución de las tiendas de alimentación de Barcelona: el 25% ya incluye degustación

Ha subido 5,6 puntos en un año y además uno de cada tres establecimientos ofrece platos preparados

Hubo un momento tras la pandemia en que pareció que el comerciotan arraigado en los barrios de Barcelona, podía tambalearse por los nuevos hábitos de la población. Pero lejos de darle la espalda, la ciudadanía regresó con fuerza a las tiendas de proximidad aunque Amazon y la compra online (abierta las 24 horas) se hayan instalado definitivamente en sus rutinas. Esa convivencia, sin embargo, ha estimulado a muchos comerciantes a ampliar miras y servicios.

En la actualidad, el 52,1% de tiendas ofrece llevar las compras a domicilio, el 66,5% acepta encargos por teléfono y el 38,4% los tramita también por apps. Mención especial merecen las tiendas de alimentación, dispuestas a no dejar escapar las nuevas necesidades que suponen les consumidores con poco tiempo para cocinar: el 25,2% ya ofrecen degustación in situ, mientras que el 30,1% despacha platos preparados. Este sector comercial vive una vistosa revolución en su oferta y demanda.

El informe municipal del sector del comercio en la ciudad en 2023, que se acaba de publicar y avanza este diario, refleja las tendencias de venta y de consumo locales, además de revelar que el 52,2% de operadores están satisfechos con la marcha de su negocio, en general.

Cafetería con servicio 'take away' en Gràcia
Cafetería con servicio ‘take away’ en Gràcia / ZOWY VOETEN

El mayor segmento estudiado es la alimentación (39,5%), seguido por el equipamiento personal (22%). Y dentro del primero, es llamativo que la oportunidad de poder comer algo en los propios comercios especializados no ha dejado de crecer en los últimos años: solo el pasado subió 5,6 puntos. Además de charcuterías y tiendas de mercados, las grandes propulsoras de esta actividad han sido las panaderías con servicio de degustación, que nacieron como una oferta complementaria al pan, pero que en los últimos años han sido polémicas por su expansión y un funcionamiento en muchos casos más propio de bar que de horno, que ha generado denuncias del sector de la restauración. Su oferta debería derivar únicamente del producto principal que se venda, en este caso el pan, al que se pueden agregar bebidas.

Más precocinados y más producto a granel

También avanza la introducción de los platos preparados en las tiendas de alimentación, en tanto que cubren una demanda creciente de consumidores con escasa disponibilidad para cocinar. Aquí el aumento en el último año ha sido de medio punto. Por contra, el hábito sostenible de adquirir productos a granel se abre paso con fuerza, tras subir casi seis puntos. Además de los comercios específicamente dedicados a la venta sin envases, esta tendencia se ha integrado en la oferta generalista y ya está presente en el 72% de las tiendas.

La venta de productos a granel o de residuo cero crecen en Barcelona. Vista de los dispensadores de una tienda en el Poblenou.
La venta de productos a granel o de residuo cero crecen en Barcelona. Vista de los dispensadores de una tienda en el Poblenou. / FERRAN NADEU

Sin embargo, en el capítulo de medidas sostenibles no todo son avances. La comercialización de productos ecológicos está estable en el 48,7%, la de productos de proximidad o kilómetro 0 cae dos puntos hasta el 65,7% y la adopción de medidas contra el desperdicio alimentario baja hasta el 76,5%.

Turismo y ejes versus inseguridad

Fuera del ámbito de la alimentación, la encuesta a responsables de 2.400 establecimientos revela que el volumen de negocio creció para el 34,5% de establecimientos pero bajó para un 39,7% (sobre todo en menaje del hogar y alimentación). Los datos, no obstante, son más favorables que en 2022. Entre los que ven disminuir más sus ingresos figuran esos locales de alimentación y los de ocio y cultura.

Por zonas, aunque Ciutat Vella es uno de los distritos donde más respuestas aprecian un incremento del negocio (41,2%), también es el que más acusa la caída en los casos negativos (un 30,3% de porcentaje de disminución), ya que cabe recordar que es una zona donde costó recuperar el pulso pospandemia.

Ambiente animado en el eje comercial de la calle Gran de Gràcia.
Ambiente animado en el eje comercial de la calle Gran de Gràcia. / ZOWY VOETEN

Unos y otros creen que los factores más determinantes que favorecen la buena marcha de su negocio son las mejoras en el barrio o zona, y las condiciones económicas generales. Y entre los enemigos se destacan la fuerte competencia y la subida de precios. A nivel de ciudad, creen que los factores que más les ayudan son el turismo (82,8%) y ubicarse en ejes comerciales (76,6%). Su mayor preocupación son la inseguridad y los robos (10,3%), que sube dos puntos.

El esfuerzo del sector por adaptarse a los tiempos se aprecia en la evolución de los días de apertura que publica hoy EL PERIÓDICO, y también en la informatización de la gestión (roza el 80%, pero todavía tiene recorrido en los barrios), además de los servicios antes mencionados. El reparto a domicilio es especialmente significativo ya en los mercados municipales, donde incluye ya al 79,8% de la oferta. Se mantiene en un 47,4% el porcentaje de tiendas con web propia (la progresión es lenta y la mayoría no conoce los planes de formación y asesoría municipales) pero crece el uso de las redes sociales como herramienta.

Fotografía del comercio de hoy en día

Si hubiera que hacer un retrato robot de los establecimientos, la superficie media total (sin contar mercados) es de 135,7 metros (85,7 metros cuadrados de sala de ventas), siendo mayores los de automoción y artículos del hogar. Los días de más venta son sábados (44%) y viernes (a unas décimas), aunque los lunes (28%) también son buenos. La franja horaria estrella son las mañanas. Y en la actualidad, el pago en efectivo ya representa solo el 26,3% de las operaciones. Solo un 7,1% son franquicias, sobre todo en el área de la alimentación.

Casi el 78% de propietarios son de nacionalidad española

Mientras que en el sector de la hostelería ha crecido notablemente el porcentaje de emprendedores extranjeros al frente de los bares y restaurantes de la ciudad, en el comercio la evolución es más suave. Actualmente el 77,9% de los titulares de tiendas son de nacionalidad española. Entre los empresarios foráneos la actividad más frecuente es la venta de alimentación, seguida por bazares, suvenires, informática y telefonía.

Fuente: El Periódico

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos