Saltar al contenido

Los rótulos comerciales del centro de Salamanca, ¿objeto de regularización o de interés histórico-artístico?

El Ayuntamiento ha iniciado un proceso para adecuar los elementos publicitarios de los negocios del casco histórico a la normativa vigente. También ha catalogado aquellos de relevancia para su protección

Los rótulos no solo reflejan la identidad de los comercios, sino que también constituyen una buena herramienta para atraer a clientes potenciales. Conscientes de ello, las tiendas de Salamanca recurren a la tipografía, tamaño y colores más atractivos e identificativos para sus negocios, aunque no siempre cumplen con lo estipulado en la Ordenanza Municipal reguladora de las condiciones técnicas y urbanísticas de instalación de elementos de publicidad e iluminación de actividades, aprobada en enero de 2023.

El Ayuntamiento de Salamanca se ha propuesto acabar con las irregularidades que existen en torno a los elementos publicitarios de algunos comercios y, a través el Servicio de Policía Administrativa y Actividades Clasificadas y la Policía Local, ha iniciado un proceso que insta a realizar «las oportunas declaraciones responsables para poder valorar la procedencia y adecuación» de los rótulos y demás publicidad exterior a la normativa vigente. 

La declaración la deben hacer aquellos comercios que carezcan de la licencia o autorización municipal correspondiente en el plazo de dos meses, ya sea de forma presencial en el Registro del Ayuntamiento de Salamanca o electrónicamente. En ambos casos hay que presentar documentos como la memoria descriptiva de la instalación solicitada, el plano de emplazamiento firmado por el técnico competente y la fotografía del estado actual de la fachada. 

La Policía Local de Salamanca ya ha comenzado a repartir cartas con esa información a los establecimientos situados en la Plaza Mayor. En los próximos días hará lo propio con los situados en el resto del casco histórico de la ciudad, aunque algunos de ellos, tal y como señalan fuentes municipales, ya habían dado muestras de interés por el tema y presentado la declaración responsable. 

Elementos publicitarios catalogados para su protección 
Rótulos comerciales de interés especial en Salamanca
Rótulos comerciales de interés especial en Salamanca

Entre todos los elementos publicitarios que pueblan el centro de la ciudad, hay algunos que destacan por encima del resto «por sus valores culturales o identitarios, al ser representativos de otras épocas o de establecimientos emblemáticos del comercio tradicional salmantino», según el Ayuntamiento, que propone dos niveles de protección para esos rótulos comerciales de interés histórico-artístico o industrial. 

El Nivel 1 está pensado para la conservación in situ o para la reubicación en un espacio adecuado, preferentemente público y de uso cultural. En esta categoría se incluyen un total de once rótulos, pertenecientes a los siguientes negocios: Banco Bilbao Vizcaya (calle Toro), Farmacia Escudero (plaza del Mercado), Muebles Huebra (San Pablo), Joyería Santiago (Plaza Mayor), Caja de Ahorros (pasaje de la Caja de Ahorros), Perfumería Venus (Pozo Amarillo), Sastrería E.Salamanca (Corrilo) y Señorita Naif (Poeta Iglesias). 

Mientras, el Nivel 2 establece la obligatoriedad de consulta a la Comisión Técnico-Artística Municipal antes de desmontar el rótulo con motivo de obras o reformas del establecimiento comercial. El objetivo no es otro que el de valorar su posible conservación o traslado. El inventario en este caso incluye doce rótulos, los de Almacenes Ara y Cuchillería Yañez Vaciador, en Pozo Amarillo; Bar 1 x 2 (plaza de la Libertad), Cristalería Kopp (pza. de la Constitución); Farmacia de M. Martín y Fotografía Laso, en calle España; Feldy (pza. del Mercado) y Sinatras’s Karaoke (Villar y Macías). 

Rótulos comerciales de interés especial en Salamanca
Rótulos comerciales de interés especial en Salamanca

Algunos de esos comercios continúan en activo, mientras que otros están a punto de desaparecer (Muebles Huebra) o cerrados desde hace tiempo (Feldy o Perfumería Venus). Los rótulos de estos últimos siguen luciendo en la fachada de los edificios que albergaban dichos negocios. Su futuro se desconoce. «Obviamente, son propiedad del comerciante y tiene su total derecho a quedárselo y hacer con él lo que quiera, pero nuestra obligación es decirle que tiene interés artístico por si lo quiere donar y poder exponerse en el Museo del Comercio». 

El inventario expuesto, en el que se ha trabajado desde antes de la aprobación de la ordenanza, podría aumentar, ya que, según fuentes municipales, «no se descarta la posible catalogación futura de otros rótulos comerciales que tuvieran un interés específico y se encuentran tanto en el espacio urbano interior como exterior a la ciudad histórica». 

Fuente: salamanca24h

AGECU - Asociación Española para la Gerencia de Centros Urbanos